Blog
Image

Carrera Profesional

Fases reinvención profesional y/o inicio de carrera profesional

Los expertos dicen que, ante el nuevo paradigma, nos reinventaremos hasta 4 veces a lo largo de nuestra vida laboral o carrera profesional.

Sea que estés buscando tu primer empleo como que ya lleves años en el mercado laboral y quieras cambiar, estas fases deberían quedar ancladas como un método que repetir siempre que se repita esta situación.

Tener este método permite que afrontemos este proceso desde la objetividad y no desde la emocionalidad que caracteriza estos procesos: incomodidad, frustración, desmotivación, incertidumbre. Con ese estado, la mayoría de personas, cometemos el error de iniciar el proceso actualizando CV o descargando la plantilla oficial para  hacerlo de nuevo y, acto seguido,  aplicar a las mismas ofertas de empleo o a varias diferentes con el único fin de conseguir una contratación a pesar de mi talento y no alineada a él.

Bajo mi experiencia como desempleada y recruiter, las fases de la #reinvencionprofesional y/o inicio de carrera profesional son:

Fase 0: Autoconocimiento e introspección.

El proceso de selección es un proceso de “autoventa”. ¿Crees que es posible vender un producto y/o servicio que no se conozca todo su potencial? ¿Cómo saber argumentar nuestra candidatura si no sabemos con qué actitudes y aptitudes contamos ? (y sí durante los años de estudio también se desarrollan aptitudes). ¿Sabes cuál es el salario mínimo por el que aceptarías la oferta?

En este tiempo, se detallan valores, talento natural, logros, propósito y estilo de vida para poder definir quién eres y poder pasar con seguridad a la siguiente fase.

¡Antes de pasar a la Fase 1! Es importante que esa definición de quién eres esté presente en tu CV, redes y cualquier comunicación que mantenga tu empresa objetivo contigo. La falta de congruencia entre la imagen física y virtual es una de las principales causas de caída del proceso de selección.

 

Fase 1: Analizar qué tipo de empresas, proyectos y/o condiciones encajan tanto con tu talento como con tu estilo de vida.

No sirve con saber el nombre del puesto sino detectar cuál será el mejor lugar para desarrollarlo.

 

Fase 2: Actualizar CV y redes sociales, en relación al puesto/proyecto profesional al que me quiero dirigir.

En primer lugar, decide qué tipo de CV quieres redactar:

  • Cronológico: cuando queramos destacar la evolución positiva de la trayectoria o buscar trabajo de aquello que hicimos al inicio.
  • Cronológico inverso: empezar por la experiencia más reciente y/o formación más larga.
  • Funcional: ordenar experiencias y formaciones agrupándolos en funciones por similitud entre ellas cuando la formación y experiencia sean muy diferentes.
  • Curriculum por competencias: énfasis en las competencias así como en la argumentación de las funciones que han llevado a cabo esas competencias.
  • CV Europeo (Europass): modelo por competencias utilizado a nivel europeo

 

En segundo lugar, será necesario presentar carta de autocandidatura por si la vacante no está abierta pero quieres que la empresa te tenga presente en su base de datos por si surgiera la necesidad en el futuro.

 

Fase 3: Establecer un objetivo y horarios para la búsqueda de nuevas oportunidades.

Buscar trabajo es un trabajo por lo tanto hemos de tener en cuenta que es una oportunidad para desarrollar actitudes y aptitudes de autonomía en el desarrollo de un proyecto:

  • Asignarnos un horario para dedicar a este objetivo.
  • Elegir las plataformas en las que haremos la búsqueda de nuevas oportunidades.
  • Hacer networking a través de nuestros contactos y eventos de empleo como Jobbarcelona.
  • Realizar un seguimiento de las ofertas que nos inscribimos, ordenándose por prioridad para nosotros mismos.
  • Destinar un tiempo para preparar la entrevista.
  • Decidir el canal y frecuencia del seguimiento de cada una de tus ofertas.

 

¡Súper importante! Redactar el objetivo es de suma importancia porque nuestro inconsciente sólo se mueve para conseguir aquellas metas que están redactadas de forma personal, concreta y en positivo.

 

Fase 4:  Preparar un discurso con tu valor diferencial para responder y destacar tanto en la entrevista telefónica y presencial.

 

Fase 5: y no menos importante, si crees que es complicado llevar a cabo de forma individual, te abruma y no sabes por dónde empezar, no lo pienses ni un minuto, contacta con un/a profesional que venga del sector de Recursos Humanos para que te pueda aportar las dos visiones: empresa y candidato/a.

 

Entrena la mirada, la forma en la que te relacionas con tus talentos pues sólo tenemos 30 segundos para causar una primera impresión y el proceso de selección empieza cuando envías tu CV al lugar del que quieres formar parte.

 

¡Mucha suerte!

 

Lucía Solís

Mentora en Talento y Reinvención Profesional

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies.